Lunes, 13 de junio de 2011   |  Número 11 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca

centros
este equipamiento, unido a un sistema de navegación, permite crear un quirófano inteligente
Son Espases incorpora una resonancia magnética intraoperatoria
Fuentes del centro aseguran que “es el único hospital público del Estado que dispone de este aparato”

Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Son Espases (Mallorca) ha incorporado una resonancia magnética intraoperatoria que permite aumentar la precisión en cirugías de tumores cerebrales. La incorporación de este aparato supone dar un paso cualitativo al adaptar los quirófanos a la última tecnología, lo que se traduce en una mejora sustancial en la seguridad del paciente, así como en los rendimientos y eficiencia de la actividad quirúrgica.

Según señalan fuentes del centro, es el único hospital público del Estado que dispone de una resonancia magnetica intraoperatoria y el segundo centro sanitario que se hace con un equipo de estas características, ya que hasta ahora sólo la tenía un centro privado de Sevilla.

El consejero de Salud en funciones, Vicenç Thomas (segundo por la derecha), atiende las explicaciones sobre el funcionamiento del equipo.

El consejero de Salud y Consumo en funciones, Vicenç Thomàs, acompañado por el director general de Son Espases, Luis Carrero; y por el jefe de servicio de Neurocirugia, Javier Ibañez, ha asistido a la formación que el Hospital, junto con General Electric, ha organizado para el correcto manejo de esta tecnología puntera. Durante dos días, facultativos del servicio de Neurocirugía participan en la formación teórica de la nueva resonancia intraoperatoria. Mañana miércoles, 8 de junio, ya se realizará la primera cirugía de tumor cerebral con la ayuda de este nuevo aparato.

Eficiencia e innovación tecnológica

El nuevo quirófano inteligente está compuesto por la resonacia magnética intraoperatoria y un sistema de navegación que permite obtener a los cirujanos imágenes en tiempo real antes, durante y después de una cirugía de tumor cerebral. Con estas imágenes, los neurocirujanos pueden planificar las trayectorías optimas de abordaje del tumor cerebral, extirpándolo sin tocar el tejido sano y las estructuras críticas. De esta manera, el neurocirujano puede verificar la resección del tumor antes de que el paciente salga del quirófano. Ahora, los pacientes se beneficiarán de cirugías menos invasivas, tiempos de recuperación más rápidos y mejores resultados clínicos.

Con la nueva resonancia magnética intraoperatoria y con una tecnología de navegación similar a la de un GPS, el cirujano puede visualizar la anatomía en 3D y ver la colocación exacta del los instrumentos quirúrgicos durante la intervención. El cirujano puede navegar con mayor precisión a través de la zona quirúrgica, realizar cirugías mínimamente invasivas, preservar el tejido sano durante la cirugía y minimizar las complicaciones, el dolor, el tiempo de recuperación y las reintervenciones.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2011 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com