Martes, 26 de julio de 2011   |  Número 14 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca

centros
aporta más precisión que los procedimientos convencionales
El Reina Sofía (Córdoba), primer centro andaluz que incorpora un láser que mejora los trasplantes de córnea
Para finales de año se prevé utilizar también en la cirugía de cataratas

Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado a su cartera de servicios una tecnología pionera, denominada equipo de Femtosegundo, que aporta más precisión que los procedimientos convencionales en gran parte de las intervenciones que llevan a cabo los oftalmólogos para corregir defectos de la visión producidos por enfermedades de la córnea y de la lente cristalianiana.

En concreto, los profesionales del complejo sanitario emplean esta tecnología desde el pasado mes de mayo y ya se ha usado en tres ocasiones. Permite realizar trasplantes de córnea total y parcial, corregir distintas deformaciones de la córnea y, además, para finales de año se prevé utilizar también en la cirugía de cataratas.

El Hospital Reina Sofía se convierte así es el primer centro público andaluz que incorpora esta nueva tecnología y en el tercero de España (ya se emplea en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y en La Fe de Valencia). Sin embargo, el complejo sanitario cordobés es el primero en poder ofrecer un paquete de opciones terapéuticas tan completo.

El nuevo equipo emplea una unidad de medida temporal que permite captar la variación de la luz, conocido como femtosegundo, que equivale a la mil billonésima parte de un segundo y cuya principal ventaja es su potencial para efectuar cortes con precisión de micras a través del láser, frente al trabajo manual de los procedimientos convencionales.

La utilización de los láseres para la corrección de la visión se extendió en la década de los 80 y la tecnología que emplea el femtosegundo es el último avance aplicado a la oftalmología. Por tanto, trabaja con velocidades hasta ahora desconocidas, pues cada disparo dura alrededor de dos femtosegundos y, por su rapidez de actuación, no genera ningún efecto térmico que pueda dañar las estructuras oculares sobre las que trabaja. Su funcionamiento se basa en la creación de pequeñas burbujas de gas que ayudan a separar el tejido en el que se encuentra la lesión, y sobre el que se va a actuar, de la zona sana.

Ventajas

Según ha expuesto este viernes el jefe de Servicio de Oftalmología del complejo sanitario cordobés, José María Gallardo, este láser marca “un antes y un después” en la cirugía oftalmológica, facilitando y acortando los tiempos de intervención, reduciendo el periodo de recuperación y mejorando los resultados para el paciente.

Asimismo, la precisión, la calidad y la seguridad del tallado corneal lo convierten en un instrumento “muy versátil con numerosas aplicaciones”. Además, la rapidez que aporta este tipo de láser facilita que se pueda atender a un mayor volumen de enfermos en menos tiempo.  En resumen, este procedimiento novedoso incorpora ventajas frente a las técnicas convencionales, como son mayor seguridad y precisión, pues permite llevar a cabo cortes más finos, los resultados visuales también son mejores al ser la cicatrización más rápida y se consigue un mayor dominio por parte del cirujano durante todo el proceso gracias al programa informático que emplea.

El tratamiento en el paciente consiste en emitir impulsos de luz cortos y de alta energía sobre la córnea cada 500 femtosegundos. El equipamiento que permite llevar a cabo este procedimiento consta de tres módulos: la camilla donde se sitúa el paciente que va a ser intervenido, la tecnología con el láser de infrarrojos con una longitud de onda de una micra y el software informático que cuantifica la cantidad y el tiempo de exposición.

La conexión aparato-paciente se hace a través de un cono que permite que ambos formen un bloque e imposibilite el movimiento. Por su parte, el cirujano guía el procedimiento desde el microscopio y otro profesional -que puede ser oftalmólogo o enfermero- controla los datos del paciente.

Utilidad

La técnica la desarrollan los profesionales de la Unidad de Cirugía de Córnea y Cataratas, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Reina Sofía, y el equipo se ubica en Los Morales, en parte de las dependencias de este servicio.  El equipo de femtosegundo del Hospital Reina Sofía permite llevar a cabo trasplantes de córnea y corregir deformaciones de la córnea como el queratocono y el astigmatismo, entre otras.

Por ejemplo, en el caso concreto del queratocono, antes del uso de este láser, la creación de los túneles que se llevan a cabo para tratar esta patología se efectuaban de manera mecánica, mediante una cirugía caracterizada por su larga duración, laboriosidad y en ocasiones sin la predictibilidad y el efecto deseado. Por otra parte, en el caso de los trasplantes de córnea, puesto que permite hacer cortes perfectos, con una precisión de micras, permite que encaje muy bien la córnea del donante en el ojo del receptor.

Cataratas

Además, esta tecnología también tendrá su aplicación en la cirugía de la catarata, “pues vamos a incorporar el femtosegundo a finales de año en este tipo de intervenciones en aquellos casos en los que sea posible y también seguiremos empleando el ultrasonido, como hemos hecho hasta ahora, en los pacientes en los que este nuevo láser esté contraindicado”, prosigue el especialista. Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de una opacidad de la lente cistaliniana natural cuyo tratamiento consiste en su extracción y sustitución por otra artificial.

Las principales ventajas en catarata tienen que ver con mayor precisión a la hora de seleccionar las profundidades del corte en función de donde se encuentre la lesión y la elección de distintas geometrías para los bordes del trasplante, entre otras. Además, la parte más complicada de la cirugía la realizará el equipo de forma automática y permitirá hacer en 20 segundos lo que hasta ahora se tardaba 5 ó 10 minutos.

El manejo del nuevo equipo por parte de los oftalmólogos, con la colaboración del personal de enfermería, requiere mucha destreza y para su formación los especialistas del centro se han desplazado hasta la ciudad alemana de Munich durante dos semanas. Además, este verano volverán a Alemania para seguir perfeccionando la técnica y conocer nuevas aplicaciones.

El láser de Femtosegundo se está extendiendo a otras especialidades médicas como la Neurocirugía y la Odontología, aunque de momento su uso en el Hospital Reina Sofía se limita a los problemas oculares.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2011 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com